¡No a la piel de naranja!


Hoy quiero hablaros de un tema que nos atañe sobretodo a las mujeres ya que el 90% sufrimos la temida piel de naranja, uno de nuestros peores enemigos, ya llega el buen tiempo y comenzamos a usar ropa más liviana con la que se nos empieza a evidenciar lo acumulado en nuestro cuerpo durante el invierno y que se ha mantenido escondido bajo nuestro abrigo.

Esta temible piel de naranja, también llamada celulítis es una acumulación de agua, grasa y toxinas debajo de nuestra piel, normalmente en forma de nódulos diminutos, esto produce una pérdida de elasticidad en nuestras venas alterando nuestra circulación periférica.
Y no creáis... incluso las modelos de pasarela no se libran de ella, existen diversos grados y todas ellas requieren de un tratamiento continuado, pero no quiero engañaros con magia... pero sí que podemos hacer mucho para mejorar el aspecto de nuestra piel.

Las causas


Son varias, la predisposición genética, una mala alimentación, la vida sedentaria y los cambios hormonales, por diferentes cuestiones, son las principales causas a tratar.

¿Que podemos hacer frente a la alime
ntación?

Es vital que mantengamos una dieta sana y equilibrada con abundante fruta y verdura, os aconsejo que cuando planifiquéis vuestro menú  identifiquéis claramente vuestros aliados y vuestros enemigos.


 Como amigos están: 


La piña, un producto diurético gracias a una sustancia denominada bromealina con propiedades muy marcadas antiinflamatorias.

Té verde, este os acelera el gasto metabólico y ayuda a incrementar la combustión de grasas, así no se acumulan en el hígado y en los vasos sanguíneos.

Fucus, es un tipo de alga que tiene propiedades adelgazantes, sin embargo, es fundamental que antes de consumirla nos consultéis como farmacéuticos.

Agua, debemos beber dos litros mínimo al día para eliminar las toxinas y así evitar la retención de líquidos.

Omega 3, estos ácidos grasos esenciales intervienen en la oxidación lipidica y en la termogenesis, con lo cual influimos sobre la aparición o no de la celulitis.

 Los enemigos a evitar son: 


Cafeína, un abuso de esta sustancia puede potenciar vuestra celulitis ya que de forma indirecta puede provocar un efecto de endurecimiento de las arterias.

Sal, el sodio hace que nuestro cuerpo retenga más líquidos para intentar disminuir la concentración del mismo.

Azúcar, no sólo debéis evitarla porque se convierte en grasa sino que además provoca la glicación, un proceso metabólico que hace que nuestro colágeno se vuelva más rígido, la piel pierda firmeza  y como consecuencia se produzca un a aparición de celulitis.

Grasas, debemos evitar en este sentido las grasas saturadas que nos provocan la aparición de los radicales libres por lo que las fibras de la piel se debilitan y aparece la temida celulitis, con lo cual teniendo este tipo de grasas a raya tendremos este proceso más a raya.



Activación.

Todo lo que contribuya a la Tonificación de las piernas y a aumentar la oxigenación y la circulación sanguínea ayudará a reducir y evitar la progresión de vuestra piel de naranja, cosas que podéis hacer es caminar, correr, ejercicios de gimnasio, masajes en zonas localizadas, pero sobre todo debéis beber mínimo 2 litros de agua.


Tu farmacia

Desde nuestra farmacia os podemos ayudar recomendándonos geles o cremas anticelulíticas que activen vuestra circulación sanguínea, os ayuden a evitar la retención de líquidos y os ayuden a disolver los nódulos de grasa.


En el mercado hoy en día existen numerosos productos, pero siempre en la farmacia os daremos la garantía de seguridad y eficacia que necesitáis para que con constancia podáis notar mejoría y un cambio en el aspecto de vuestra piel.


Como siempre os digo desde tu farmacia estamos dispuestos a recomendaros de una forma más directa y personalizada para que vuestro tratamiento pueda ser aún más efectivo y duradero en el tiempo como siempre desde Tu Farmacia queremos estar, más cerca de Ti.


Saludos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...